Cómo escoger el mejor centro escolar para tu hijo

Escoger un buen colegio para nuestros hijos es una decisión fundamental en nuestro rol como padres. El colegio se convertirá en su segunda casa y por tanto será un lugar importante no solo a nivel de formación académica sino también de formación en valores  humanos. Hoy en día existen miles de centros educativos a los que mandar a nuestros hijos y por tanto la labor de selección no es sencilla. Es importante establecer unos criterios para reducir la búsqueda e ir focalizando las opciones en unos pocos hasta encontrar el que mejor se ajusta a nuestras expectativas.

Cuándo buscar colegio:

Los colegios siguen un calendario oficial de septiembre a junio. A menos de que exista alguna situación excepcional y de urgencia, se recomienda no cambiar a los niños de colegio a mediados de curso ya que puede afectarles negativamente en sus resultados académicos anuales. Dependiendo del niño, su adaptación a un nuevo centro y su metodología puede no ser tan fluida como esperan los padres.  Por tanto, si buscamos cambiar a nuestro hijo de colegio es mejor hacerlo con vistas al nuevo año escolar. Y para tener tiempo de valorar las opciones y asegurarse cupo en el colegio escogido, se recomienda empezar a buscar en torno al mes de marzo. Entre marzo y agosto (mes en el que cierran la mayoría de los colegios), tenemos el tiempo suficiente de analizar, valorar, escoger y aplicar a los centros deseados.

Entender qué clase de educación queremos:

Es importante partir de la base de que no existe un centro perfecto o ideal, sino un centro ideal para nosotros. Así pues, debemos analizar qué necesita y busca cada familia para la educación de su hijo. La siguiente es una lista orientativa de preguntas que nos debemos hacer para comprender qué es lo que estamos buscando para la educación de nuestros hijos:

–          ¿Qué clase de sistema educativo se puede adaptar más a nuestro hijo? ¿El niño tiene alguna necesidad especial? ¿Hay que empujarle en el aprendizaje? ¿Queremos un colegio muy exigente a nivel académico o que se adapte a las posibilidades de cada niño? Si buscamos un centro de excelencia académica es importante ver los resultados de los alumnos en las pruebas estatales y de selectividad.

–          ¿Nos gustaría un centro que destaque por su educación en algún área en particular como las matemáticas, los idiomas, el arte, la música, el deporte etc?

–          ¿Queremos un colegio monolingüe o bilingüe? ¿Centro extranjero o español? Debemos conocer las implicaciones que supone este tipo de educación para el niño y para la familia. Según los expertos, los niños educados en varios idiomas suelen tardar más en “lanzarse” pero a la larga asientan más los conocimientos lingüísticos y por tanto es un sacrificio que vale la pena.

–          ¿Buscamos que se le eduque en los valores de alguna religión específica o preferimos un centro laico?

–          ¿Qué opciones queremos de comedor, que coma en casa, que coma en el comedor del centro, que se lleve la comida…? Si le damos gran importancia a la calidad del comedor en la visita personal al centro tendremos que evaluar los menús y la calidad de los alimentos.

–          ¿Buscamos un centro que involucre mucho a las familias? Hay que tener en cuenta que la educación de los niños es una responsabilidad primaria de los padres y secundaria de los centros, por tanto siempre es positivo poder participar y conocer la vida escolar con nuestro hijo.

–          ¿Necesitamos una gran variedad de actividades extraescolares?  Si es así, ¿cuáles buscamos?

–          ¿Nos importan las instalaciones? ¿Qué instalaciones y de qué calidad?

–          ¿Tenemos un presupuesto limitado? Hay que pensar que lo normal es que las tarifas sigan subiendo por curso entonces no hay que valorar únicamente si podemos pagarlo este año sino todos los años hasta que termine el colegio.

–          ¿Queremos que esté cerca de casa o contamos con ruta de autobuses? Los trayectos muy largos pueden acabar cansando mucho a los niños y quitando tiempo de otras actividades más enriquecedoras como los deberes, las actividades extraescolares o incluso la vida en familia.

Una vez que hayamos respondido a estas preguntas tendremos más claro qué clase de colegio buscamos y limitaremos la búsqueda a los centros que se ajusten a nuestros criterios de selección. El siguiente paso es concertar una cita con el centro para conocerlo en persona, ver qué vida se respira en sus pasillos y hacer todas las preguntas necesarias para comprender realmente cómo educarían a nuestro hijo.

Visitar el centro:

Las visitas personales al centro son muy importantes ya que en papel e idearios la escuela puede parecer perfecta mientras que realmente no se ajusta a ellos. En persona conoceremos la verdadera misión, visión y valores del centro.

Lo mejor es tener varias opciones y realizar varias visitas para poder comparar. Si sólo visitamos un centro no podremos valorarlo en comparación a otros y ver sus fallos y virtudes en su justa medida.

Si se puede, es muy bueno poder pasearse por los pasillos del centro y, a ser posible, en las últimas horas del día para poder hablar con profesores y padres y ver si su experiencia se ajusta a lo que buscamos.

En la visita es importante analizar lo siguiente:

–          ¿Cómo nos reciben en el centro? ¿Cómo es el trato hacia nosotros?

–          ¿Qué ambiente se percibe? ¿Los niños están felices, tristes o temerosos?

–          ¿Cómo se gestiona la disciplina en las aulas?

–          ¿Cómo es la higiene del centro?

–          ¿Qué instalaciones hay y en qué condición están? ¿Polideportivo? ¿Biblioteca y sala de medios? ¿Sala de ordenadores?

–          ¿Se busca una relación participativa con las familias o no?

–          ¿Se muestra el trabajo de los niños en las paredes y los pasillos?

–          ¿Cómo es la seguridad del centro? ¿Hay caseta de guardia o bedel?

Debemos aprovechar la visita para hacer preguntas específicas sobre el tipo de educación y la filosofía del centro. Es importante no dar nada por hecho ni asumir nada, ya que podemos tener ideas equivocadas.  Algunas preguntas importantes serían:

–          Descripción exacta de la misión, visión y valores.

–          Saber si hay alguna metodología educativa específica (proyecto educativo)  y ver si está certificada por el Ministerio. Currículum que siguen.

–          ¿Cuál es el horario exacto?

–          ¿Cuál es la política en cuanto a deberes para los alumnos?

–          ¿Cuál es la política de evaluación de los alumnos?

–          ¿Cuál es la política disciplinaria del centro?

–          ¿Cuáles son las normas?

–          Si le damos gran importancia al comedor es importante saber ¿Cómo se gestionan los menús del comedor? ¿Qué calidad de alimentos se emplean?

–          ¿Cómo llevan a cabo la selección y formación de los docentes? ¿Titulaciones?

–          ¿Qué clase de comunicación tienen con las familias? ¿Hay alguna plataforma de gestión para acercar a los padres al funcionamiento y los resultados del centro?

–          Cómo se maneja la Asociación de Padres y Madres de alumnos.

–          ¿Cuántos niños hay por clase, cuál es la política respecto a esto y por qué? Lo normal en los colegios son clases de unos 30 alumnos. Las aulas pequeñas suelen estar más centradas en la cercanía al alumno y por tanto adaptadas a las necesidades de cada uno, pero hay que valorar cómo afronta esto cada centro.

–          ¿Cuáles son las condiciones económicas exactas y cómo se realizan los pagos? ¿Existe algún tipo de beca  o ayuda?

INSCRIPCIÓN EN EL CENTRO:

Una vez seleccionado el centro ideal para nosotros es importante conocer  el procedimiento a seguir para solicitar plaza. Tendremos que informarnos de las condiciones exactas y las fechas importantes para poder aplicar con el tiempo suficiente y no quedarnos fuera ni en lista de espera; estamos hablando del FUTURO de nuestros hijos.

1 comentario

  1. Además de todos estos requisitos para elegir colegio también es muy importante tener presente cuestiones relacionadas con problemas que puedan tener tu pequeño, me explico, en mi caso, mi hijo tiene TDAH y me volví loca para encontrar un colegio en Madrid que tuviera un programa de formación especial para mi niño, hasta que por fin di con el Colegio Efeso.

    En resumen, creo que por de la cercanía o la lejanía, el precio de la matrícula o las clases particulares que pueda brindar están otros aspectos como este.

Deja un comentario

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, le informamos que los datos obtenidos de este formulario serán incorporados a un fichero automatizado bajo la responsabilidad de PHIDIAS SOFTWARE SL con la finalidad de atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito a nuestra dirección CAMINO CERRO DE LSO GAMOS 1, EDIFICIO NEGOCENTER- POZUELO DE ALARCON, 28224 (MADRID).

Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos su consentimiento para utilizarlos para las finalidades mencionadas.

El envío de estos datos implica la aceptación de esta cláusula.