El bilingüismo y los niños

Vivimos en un mundo globalizado. La tecnología, los avances y los nuevos desarrollos están permitiendo que los países estén cada vez “más cerca”. Hoy en día, cogemos un avión y en horas podemos estar al otro lado del mundo. Si cogemos el teléfono o el ordenador, podemos hablar instantáneamente con personas que están en otro continente y hablan otro idioma… Somos naturales de un país pero  podemos acceder a otros países y culturas con una facilidad que hace años parecía imposible. Esta apertura internacional de la sociedad está cambiando el mundo tal y como se entendía hasta ahora y está abriendo infinidad de nuevas oportunidades para los niños. Para poder aprovechar estas oportunidades es fundamental aprender otros idiomas en los que comunicarse y comprender las diferentes culturas.

Antiguamente se pensaba que la enseñanza paralela de varios idiomas interfería con el aprendizaje del idioma principal y por tanto se intentaba eliminar ese obstáculo. Así pues se desaconsejaba mezclar idiomas en casa o en el colegio para que los niños aprendiesen “bien” su primer idioma, el nacional. Estudios científicos han demostrado que no solo no es perjudicial sino que es MUY beneficioso para los niños aprender dos o más idiomas desde pequeños y convertirse en personas bilingües de verdad. Les da herramientas competitivas para luchar en el mundo global de hoy y mañana pero además les beneficia mentalmente. Por eso hoy en día se ha vuelto a poner de moda la enseñanza intensiva de idiomas en los colegios; los idiomas “secundarios” como eran el gallego, catalán o euskera (a nivel local) o los extranjeros como el inglés, francés, chino, italiano, ruso etc están volviendo a las aulas. Algunas comunidades están fomentando el bilingüismo en casi todos sus centros, para ayudar a los niños de su comunidad y darles esa ventaja competitiva futura.

Es cierto, que los niños bilingües desde bebés pueden tardar un poco más en lanzarse a “hablar” el idioma (¡esto no es una regla y se conocen muchas excepciones!) ya que a la vez que asimilan unas entonaciones, vocabulario, sonidos y estructuras gramaticales para una lengua, también lo están haciendo para la otra. Por tanto, puede parecer que tardan algo más en hablar de forma fluida pero cuando lo hacen, lo hacen directamente en DOS idiomas. Este desarrollo en más de un idioma, desarrolla paralelamente varias zonas del cerebro y crea una flexibilidad mental que además beneficiará a los niños a la hora de aprender otros idiomas adicionales en un futuro. Por tanto, algo que en un principio puede parecer un obstáculo es en realidad un regalo maravilloso.

Los beneficios del bilingüismo no son únicamente sociales si no que van mucho más allá. Se ha demostrado que al aprender más de un idioma de forma «nativa», se desarrolla una mayor parte del cerebro y se establecen conexiones y “atajos” que no existen en las mentes monolingües. Estas nuevas conexiones y “atajos” se aplican a otros campos además del lingüístico lo cual ayuda a resolver problemas de otros tipos de forma más eficiente.  Además las personas bilingües son capaces de alternar idiomas pero también otras actividades lo cual les da una mayor capacidad de respuesta al enfrentarse a otro tipo de problemas en su día a día. Según los estudios, los bilingües, han demostrado tener mayor capacidad de concentración y no se distraen con facilidad.  Por tanto, se ha concluido que (en general) las personas bilingües pueden ser más rápidas y eficientes en sus labores que las personas monolingües.

Por otra parte, los beneficios del bilingüismo se han llevado también al campo médico. Al parecer, el mayor desarrollo mental con la presencia de varios idiomas, se ha relacionado con un retraso en la aparición de enfermedades mentales como son el alzhéimer o la senilidad. Esto no significa que las personas que hablan más de un idioma de forma «nativa» no vayan a padecer estas enfermedades, si no que una vez afectados por estas condiciones, su mayor actividad mental les ayuda a lidiar con los síntomas de las mismas durante más tiempo. Así pues si van a desarrollar la enfermedad, pueden llegar a hacerlo muchos años más tarde de lo que lo habrían hecho de ser únicamente monolingües.

Los beneficios sociales, psicológicos, mentales etc de una enseñanza bilingüe son increíbles y un verdadero regalo que le podemos dar a nuestros hijos. Pero, hay que saber que todos estos beneficios del bilingüismo aplican también para las personas que aprenden un idioma y se sumergen en él de más mayores. Jamás se aprenderá la lengua igual que de niño (ya que estos tienen el cerebro mucho más permeable), pero la convivencia de los idiomas y el desarrollo de capacidad y conexiones mentales es también beneficioso. Por tanto desde Mejores Colegios os animamos a aprovechar esta oportunidad ¡¡ nunca es tarde para lanzarse a aprender un nuevo idioma!!

Deja un comentario

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, le informamos que los datos obtenidos de este formulario serán incorporados a un fichero automatizado bajo la responsabilidad de PHIDIAS SOFTWARE SL con la finalidad de atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito a nuestra dirección CAMINO CERRO DE LSO GAMOS 1, EDIFICIO NEGOCENTER- POZUELO DE ALARCON, 28224 (MADRID).

Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos su consentimiento para utilizarlos para las finalidades mencionadas.

El envío de estos datos implica la aceptación de esta cláusula.