El futuro padre y el embarazo

Cuando hablamos de embarazos y partos nuestra mirada se dirige casi sin darnos cuenta a la futura madre y a su bebé. ¿Cómo está la madre?, ¿Cómo lleva el embarazo? ¿Qué pruebas se está haciendo? Pocas veces nos encontramos a alguien que mire al futuro papá y le pregunte: ¿Y tú, cómo estás, cómo llevas el embarazo?

Cada hombre vivirá el embarazo de una manera diferente dependiendo de múltiples variables: edad, situación de la pareja en ese momento, situación socioeconómica, historia familiar etc.

Si las circunstancias acompañan y el embarazo es deseado el futuro padre suele sentir una gran emoción  al enterarse de la noticia.

“Sentí una increíble alegría y emoción, es difícil describir un momento así”. “Fue uno de los mejores momentos junto a mi pareja”.

Fue una buena experiencia desde el principio, fue muy deseado y me parecía impresionante que mi hijo pudiera crecer dentro de mi mujer”

Pero cada hombre tendrá su propio ritmo de adaptación, unos se sentirán padres desde el momento que saben la noticia, otros a medida que ven como la tripa de su pareja va creciendo y otros tardarán algo más, quizás al ver a su hijo por primera vez o incluso más adelante.

¿Qué les suele preocupar más a los hombres?

Aún son muchos los hombres a los que les cuesta expresar cómo se sienten ante un acontecimiento así, pero que no lo cuenten no significa que las preocupaciones durante esta etapa no estén presentes.

¿Cómo aprenderé a ser padre? ¿Cómo afectara a mi vida? ¿Cambiará mi relación de pareja? ¿Cómo será la relación con mi hijo? Estas son solo algunas de las preocupaciones que tienen muchos hombres frente a su futura paternidad.

“Frente a la increíble alegría se unió un terrible vértigo por saber si iba a ser capaz de ser un buen padre”.

“Encontrar alguien con quien hablar fue importante para mi, casi todo el mundo lo único que hacía era felicitarme”.

“Lo que más recuerdo es una sensación de responsabilidad, te dan escalofríos de pensar el cambio que va a haber en tu vida; creces y empiezas a pensar diferente”.

“La relación con mi propio padre no fue buena y me daba miedo pensar que me podía pasar lo mismo con mi hijo”.

 Poder compartir estas dudas con la pareja y/o con alguna persona cercana que ya haya pasado por la experiencia será de gran ayuda no solo para poder expresar con palabras todo lo que uno va sintiendo sino además porque de esta manera uno va reflexionando sobre todo lo que le va a suceder. Podrá pensar en todos los recursos que tiene para cuidar de su futuro hijo así como los que tiene que desarrollar.

¿Qué ayuda a los futuros padres a sentirse incluidos en todo este proceso?

  • Acompañar a su pareja a las consultas médicas y pruebas: ver al bebé en las ecografías ayuda a que se empiece a generar un vínculo entre ambos.
  • Participar con la pareja en los cursos de preparación al parto: esto ayuda a resolver dudas y preocupaciones, a sentirse más unido a la pareja y a compartir con otros padres la experiencia que se está viviendo.
  • Hablar con la pareja del futuro bebé: ir pensando juntos en las decisiones que más tarde habrán de tomar (pensar juntos en el nombre, como se repartirán las tareas una vez que el bebé ya este en casa, irá a la guardería o se quedará en casa etc.)
  • Reflexionar acerca de las relaciones con sus propios padres: esto ayudará al futuro padre a ponerse en contacto con su nuevo rol, ¿Cómo quiere educar a su hijo? ¿Qué ventajas e inconvenientes encuentra ahora en la educación que recibió?, ¿Qué le gustaría hacer igual o diferente? etc.

¿Cambia la sexualidad?

Durante los nueve meses de embarazo se producen en la pareja profundos cambios que pueden afectar a distintas áreas de su relación, entre ellas la sexualidad.

Aunque en términos generales la actividad sexual de la pareja en este periodo no provoca ninguna alteración ni al niño ni a la madre, será importante consultar con el médico cualquier duda que se tenga.

El ginecólogo será el que recomiende interrumpir las relaciones sexuales si observa la presencia de algún síntoma o  enfermedad en la madre o el bebé que pueda perjudicarles (amenaza de aborto, sangrado, infecciones, contracciones, en algunos embarazos gemelares etc.)

Las modificaciones físicas así como los cambios hormonales y emocionales de la mujer durante el embarazo son muchos y evidentes. Mientras algunas mujeres aumentan su libido otras notan que disminuye. La comunicación entre la pareja será fundamental para irse readaptando a estos cambios.

Existen también miedos y mitos que influyen en el deseo sexual de ambos,  algunos hombres se distancian sexualmente porque temen dañar al bebé durante las relaciones. Otras parejas en cambio disfrutan de la sexualidad hasta el último momento, a veces porque sienten que ahora no hay riesgo de embarazo, también en las parejas que han tenido problemas de esterilidad puede ser un buen momento para que disfruten de su sexualidad de una forma más espontánea, sin estar pendientes del calendario.

Durante el parto

Para la mayoría de mujeres es de gran ayuda sentir cerca a su pareja en un momento tan importante, después de muchos meses de espera la llegada del parto genera muchos sentimientos encontrados. El padre tiene un papel muy importante en este momento: Contener y apoyar a la madre.

Acudir al paritorio en el momento que va a nacer el bebé es una decisión que ha de tomar la pareja, para muchos es una de las mejores experiencias, pero no todos lo viven de la misma manera.

“Nunca olvidaré ese momento, cuando lo vi salir y lo pusieron en mis brazos; no se puede describir con palabras”.

“Para mi resultó algo frío. No veía nada, me pusieron al lado de mi mujer; me hubiera gustado participar más y ver cómo salía”.

“Al ver salir a mi hija me asusté, tenía la cabeza apepinada por haber estado mucho tiempo encajada. Me tranquilicé cuando el médico me dijo que era normal”.

Nadie te prepara para ser padre, en el momento que tienes a tu hijo en brazos por primera vez se abre ante ti una nueva etapa.  Una vez que el bebé nazca  cada miembro de la pareja necesitará tiempo para acomodarse a su nuevo rol. Este tiempo puede estar lleno de sentimientos intensos y diferentes: miedo, felicidad, incertidumbre, inseguridad, sorpresa…  Los nueve meses de embarazo pueden servir al futuro padre para prepararse, por lo que participar en el proceso desde el principio será de gran ayuda para todos.

Artículo de Berta Ponce Psicóloga especializada en Psicoterapia infantil. Socia de Calzada Ponce Psicólogas (www.psicologasmadrid.com)

 

*Gracias a todos los padres que generosamente han compartido su experiencia conmigo para poder escribir este artículo.

Para más información consultar: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/blogs/relacion-padres-hijos/2011/11/10/los-sentimientos-encontrados-que-produce-la-maternidad-87386/

 


1 comentario

  1. Muy interesante vuestro artículo, como siempre. Un cordial saludo

Deja un comentario

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, le informamos que los datos obtenidos de este formulario serán incorporados a un fichero automatizado bajo la responsabilidad de PHIDIAS SOFTWARE SL con la finalidad de atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito a nuestra dirección CAMINO CERRO DE LSO GAMOS 1, EDIFICIO NEGOCENTER- POZUELO DE ALARCON, 28224 (MADRID).

Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos su consentimiento para utilizarlos para las finalidades mencionadas.

El envío de estos datos implica la aceptación de esta cláusula.