La importancia de una alimentación equilibrada en casa y en el colegio

Comer bien hoy para vivir mejor mañana

Según las últimas estadísticas, España se sitúa ya por delante de Estados Unidos en lo que a obesidad infantil se refiere. Según estos estudios presentados a finales de 2011 en el Congreso Internacional de Programas de Nutrición y Actividad Física, dentro de 20 años casi el 40% de la población española tendrá sobrepeso. Estos son datos alarmantes que requieren un replanteamiento importante de los hábitos alimenticios de nuestros niños.  Como padres es responsabilidad nuestra asegurar que nuestros hijos sigan una dieta sana y equilibrada tanto en casa como en el colegio y de que adquieran hábitos sanos que les ayuden a protegerse de esta condición en un futuro.

Hoy en día el sedentarismo y la mala alimentación son la principal causa de enfermedades como la diabetes 2, algunos tipos de cáncer y problemas cardiovasculares en la infancia. El exceso de peso en los niños también puede generar problemas respiratorios, dificultades físicas e incluso la inadaptación social. Una buena educación en cuestiones alimenticias es la clave para que nuestros hijos puedan crecer sanos, felices y adaptados y no se tengan que enfrentar en un futuro a todas las enfermedades relacionadas con el sobrepeso en la edad adulta.

Los niños que comen en el colegio ingieren entre un 35% y 40% de las necesidades alimenticias diarias en el centro escolar. Por tanto hay que considerar el comedor como otra asignatura más en la educación de nuestros niños. Es aquí donde deberían continuar la lección que se empieza en el hogar sobre una alimentación de calidad, equilibrada, variada y sana.

Como padres es importante revisar la calidad del comedor escolar de nuestros hijos. Una vez estudiados los menús del colegio debemos valorar las necesidades de los niños  y completar los requerimientos alimentarios del día con la comida que les ofrecemos en casa.

Algunos principios a tener en cuenta a la hora de poner a examen el menú escolar:

  • La bebida ofrecida a los niños debe de ser siempre AGUA… ¡nunca gaseosas!
  • Deben cocinar los alimentos de forma variada (pures, sopas, guisos, fritos, a la plancha/parrilla…)
  • Deben evitar el uso excesivo de sal y la que empleen es preferible que sea yodada.
  • El postre debería de ser siempre FRUTA natural, algunas veces acompañada por algún lácteo.
  • Que ofrezcan siempre verduras, legumbres y otros alimentos de origen vegetal.
  • Que la proteína sea variada (pollo, pescado, carnes…)
  • Que se limiten las grasas menos saludables (fiambres, salchichas etc) y que los aceites siempre sean de oliva o girasol.
  • Que jamás ofrezcan gominolas o caramelos y que la bollería y pastelería industrial esté muy limitada.

Según las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud,  una dieta equilibrada supone consumir aproximadamente 55% de hidratos de carbono, 30% de grasas y un 15% de proteínas.  Las necesidades calóricas diarias de los niños en edad escolar oscilan entre las 2.300 y 2.500 calorías. Teniendo esto en mente y a modo orientativo, un menú escolar equilibrado debería de ofrecer  un primer plato de legumbres, arroz, verduras etc; un segundo plato con alimentos ricos en proteína acompañados por alguna guarnición diferente al primer plato; un postre con fruta del tiempo y, en algunas ocasiones, un lácteo. Esta comida podría ir acompañada por una porción adecuada de pan.

Como ya hemos mencionado antes, debemos revisar el menú escolar a diario para ver qué han comido los niños y completar la alimentación de forma equilibrada en casa. Es importante lograr, entre la casa y el colegio, que nuestros hijos reciban una buena educación en temas de alimentación ya que es el pasaporte de hoy para una vida sana en el futuro.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Maite en 27/03/2012 a las 6:35 am
    • Responder

    Un articulo muy importante. Hace poco lo comente con la directora de la guarderia de mi hija, y le envíe un correo solicitando por favor no diera dulces ni bollería industrial como croissants a mi hija sin mi permiso, hecho que ha ocurrido en reiteradas ocasiones. Su respuesta fue que si no me gustaba que buscara otra guarderia.

    Este tema debería estar regulado legalmente, y los padres tenemos derecho a pedir que no se les den determinados alimentos o dulces que no quieren que coman.

    1. Estamos de acuerdo contigo… la sociedad tiene que concienciarse de lo importante que es inculcar en los niños el valor de una alimentación sana y equilibrada. Los padres jugamos un rol fundamental en esto pero los centros, dada su labor educadora y que los niños pasan una gran parte del día allí, también. Poco a poco todos van comprendiendo esta situación y la mayoría de los centros ya ofrecen menús equilibrados y adaptados a las necesidades de los niños.

  1. Buenas noches Existe algun libro publicado donde logre documentarme del tema de forma fiable

    1. Hola Pinganillos, en la página de Pronaf (Programas de Nutrición y Actividad Física para el tratamiento de la Obesidad) http://www.pronaf.es, si te metes en el apartado de «Proyecto» podrás ver su proyecto de estudio y abajo una serie de referencias a revistas, webs y libros que te podrán servir como punto de partida para ayudarte. Suerte!

Deja un comentario

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, le informamos que los datos obtenidos de este formulario serán incorporados a un fichero automatizado bajo la responsabilidad de PHIDIAS SOFTWARE SL con la finalidad de atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito a nuestra dirección CAMINO CERRO DE LSO GAMOS 1, EDIFICIO NEGOCENTER- POZUELO DE ALARCON, 28224 (MADRID).

Mientras no nos comunique lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos su consentimiento para utilizarlos para las finalidades mencionadas.

El envío de estos datos implica la aceptación de esta cláusula.